Compartir noticia:

Facultad de Medicina

Nuevo proyecto Fondecyt Regular

Hacia una comprensión de la etiología de las enfermedades intestinales inflamatorias

Con el fin de contribuir al conocimiento hacia una medicina más personalizada, la doctora Marcela Hermoso, académica del Programa de Inmunología del Instituto de Ciencias Biomédicas, está investigando cómo los glucocorticoides producidos de manera natural en el intestino regulan la inflamación en condiciones patológicas, tales como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

En esta línea de investigación, la académica ha trabajado desde hace varios años junto al doctor Rodrigo Quera, gastroenterólogo de Clínica Las Condes, con quien ha desarrollado diversos proyectos. En particular, han caracterizado por primera vez la presencia de la interleuquina 33 (IL33) y las variantes de su receptor ST2 en biopsias y el plasma de pacientes con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn; este eje IL33/ ST2 está involucrado en la respuesta inmune innata e inflamatoria de las mucosas del organismo. “Frente a la presencia de un patógeno y en condiciones de inflamación aguda, el ST2 debiera mantener la homeostasis de los tejidos; sin embargo, en algunos pacientes se han observado niveles elevados de la variante soluble de ST2 que se asocia a respuestas inflamatorias exageradas, como asma y que podría ser perjudicial evitando el despliegue de vías de regeneración de los tejidos”, explica la doctora Hermoso. “El ST2 es un receptor de membrana que media los efectos de IL33, proteína que promueve el desarrollo de la respuesta inflamatoria, pero también se produce en forma soluble. En condiciones fisiológicas, el receptor se activa por la IL33 y la respuesta evocada cesa cuando interviene la vía inflamatoria, manteniendo de esta manera la homeostasis; sin embargo, en los pacientes con estas patologías este proceso pareciera no estar operando correctamente, lo que posiblemente tenga relación con la perpetuación de la inflamación en el tiempo”, comenta la académica.

El actual proyecto, añade, apunta a entender cómo funciona el sistema inmune de la mucosa intestinal en la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, que podrían conducir al desarrollo de cáncer colorrectal. “Es interesante comprender en profundidad los mecanismos involucrados en la respuesta inflamatoria de este tejido, para pesquisar la reactivación de la enfermedad, o para elegir la mejor terapia y, eventualmente, evitar complicaciones mayores como la cirugía o al nacimiento de un tumor. En este nuevo proyecto queremos descifrar la función de  glucocorticoides producidos localmente en la mucosa intestinal, lo cual es una observación novedosa que indicaría que los corticoides podrían controlar respuestas inflamatorias in situ de manera natural; sin embargo, no está clara su función en estas patologías”, añade.

Decisiones terapéuticas personalizadas

Para alcanzar ese fin, la doctora Hermoso cuenta con la colaboración  de  académicos del National Institute of Health, quienes han desarrollado un modelo animal deficiente en el receptor de glucocorticoides en el intestino y, por lo tanto, que no responde a corticoides. “Nos interesa estudiar si este modelo animal refleja las características de pacientes que muestran dificultad para responder a la terapia habitual con corticoides –es decir, son refractarios o dependientes de este tratamiento- y, por ello, tienen que usar terapias biológicas o, eventualmente, pueden ser derivados a cirugía y sufrir las complicaciones de esta medida”.  

Con estos esquemas, añade, esperan ahondar respecto de las  terapias y posibles biomarcadores para este tipo de enfermos. “En estudios de cohortes de pacientes, hemos publicado recientemente cómo se regula el eje inflamatorio IL33/ST2 por glucocorticoides, y encontramos que ciertos polimorfismos están asociados con la mayor severidad de la enfermedad en ellos y con el tratamiento esteroidal, algunos de los cuales fueron sometidos retrospectivamente a cirugía. Conocer cómo funcionan las respuestas pro y anti inflamatorias evocadas en la mucosa intestinal, nos permitirán identificar biomarcadores útiles para evaluar respuestas a los tratamientos, y permitiría decidir de manera personalizada la indicación de corticoides, terapias biológicas u optar por cirugía”.

Adicionalmente, y en colaboración con académicos del Departamento de Nutrición y el Programa de Microbiología y Micología del Instituto de Ciencias Biomédicas de nuestro plantel, así como de la Universidad de Groningen, otra línea de investigación que estamos desarrollando apunta a conocer cómo componentes de la dieta pueden controlar la respuesta inflamatoria de los macrófagos -células del sistema inmune-, y así modular, desde una perspectiva nutricional, la respuesta inflamatoria intestinal”. 

 

 

 

Cecilia Valenzuela León / Fotografías de David Garrido

Miércoles 23 de agosto de 2017

La doctora Marcela Hermoso junto a la estudiante de doctorado Glauben Landskron; la doctora Karen Dubois y la estudiante de postdoctorado Marjorie de la Fuente

La doctora Marcela Hermoso junto a la estudiante de doctorado Glauben Landskron; la doctora Karen Dubois y la estudiante de postdoctorado Marjorie de la Fuente

Compartir:
http://uchile.cl/m136227
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: